– Básicamente, inyectamos varios compuestos químicos en el interior de la tierra, contaminando los suministros de agua mientras extraemos gas natural.

– Básicamente, inyectamos mucho dinero en los bolsillos de los políticos, corrompiendo el proceso democrático mientras extraemos grandes beneficios.

Extraído de: “Deep drilling, deep pockets in Congress”, James Browning & Alex Kaplan (November 10, 2011)

Fracking es un término anglosajón para referirse a la técnica de fracturación hidráulica para la extracción de gas no convencional, conocido como “gas de esquisto”. Consiste en la extracción de gas natural mediante la fracturación de la roca madre (pizarras y esquistos). Para extraer el gas atrapado en la roca se utiliza una técnica de perforación mixta: en primer lugar se perfora hasta 5000 metros en vertical y después se perfora varios kilómetros en horizontal (2 a 5). Entonces se inyecta agua con arena (98%) y una serie de aditivos químicos (2%) a gran presión. Esto hace que la roca se fracture y el gas se libera y asciende a la superficie a través del pozo. El proceso se repite a lo largo de la veta de roca rica en gas. Parte de la mezcla inyectada vuelve a la superficie (entre un 15 y un 85 %).

Problemas que causa el “fracking”

La técnica de extracción de gas no convencional denominada fracking lleva años aplicándose en varios países, sobre todo en Estados Unidos, donde se han constatado una serie de problemas asociados a este tipo de explotaciones. Entre los problemas que causa el fracking al entorno de las explotaciones donde se emplea esta técnica podemos destacar:

  • Contaminación de las aguas superficiales y subterráneas.
  • Contaminación del aire.
  • Afecciones a la salud humana.
  • Alteraciones del paisaje y el terreno.
  • Contaminación de suelos al cerrar los pozos.
  • Riesgo sísmico.

El fracking y sus consecuencias: presentación

Componentes químicos utilizados durante la investigación y durante la explotación:

Hydraulic Fracturing Report 4.18.11